Circunstancias del Trabajo Infantil en Neiva

Redacción La Revista

El Trabajo Infantil es un fenómeno que ha estado presente desde la Revolución Industrial y por el cual muchas personas luchan por los derechos de los menores e incluso por la prohibición del mismo.

Para hablar de Trabajo Infantil debemos remitirnos al Convenio 182 sobre la prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su eliminación, ésta se define por su naturaleza y por sus condiciones que se lleven a cabo y que propicien el daño de su salud, seguridad o moralidad de los niños.

Las peores formas de Trabajo Infantil son la utilización de los niños en el reclutamiento, oferta para prostitución, producción de pornografía o adaptaciones pornográficas, oferta para realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes, la forma de esclavitud, las prácticas análogas a la esclavitud como la venta y el tráfico de niños, la servidumbre, el trabajo forzoso y obligatorio incluido el reclutamiento forzado y obligado de niños  para la utilización en conflicto armado.

 

Campañas

Por esta razón la Policía Nacional, a través de la Dirección de Protección y Servicios Especiales, ha diseñado estrategias para garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes en el territorio nacional con el programa “Abre tus ojos”.

Según el Intendente Pedro Pinzón, se realizan campañas de educación sobre la prevención, las garantías y el restablecimiento de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

 

Cifras

En referencia a el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, entre enero y noviembre de 2019 se registraron 243 casos relacionados con el Trabajo Infantil en el departamento del Huila, 160 menos que lo reportado en 2018.

Estos casos fueron atendidos tanto por los Equipos Móviles de Protección Integral (EMPI) como por las Defensorías de Familia del Departamento.

Es de destacar, que de acuerdo con el Boletín del DANE, la tasa de Trabajo Infantil en Neiva disminuyó, pasando de 4% al 1,9%, lo cual corresponde a un trabajo articulado entre los diferentes actores en la región para prevenir situaciones que vulneran a los niños, niñas y adolescentes y fomentar entornos protectores y garantes de sus derechos.

 

Factores

Algunos de los factores que inciden en que los niños trabajen se dan por la parte económica donde las familias o la población de mayor riesgo son vulnerables y obligan a que los niños sean parte del sustento de las familias. Es importante tener en cuenta que los niños deben aprender un oficio o arte y conocer de que sus padres hacen un esfuerzo por la manutención y el sustento diario, sin embargo no es una obligación de los niños aumentar el ingreso de las familias, y una de las campañas de la Policía de Infancia y Adolescencia es concienciar a los adultos de que esa responsabilidad no recae sobre los menores.

Así mismo, las razones por las que se presenta se da porque: “tengo que llevar algo para mi casa” o “tengo que ayudarle a mi mamá porque mi papá nos abandonó”, es decir, todo depende por la problemática social que se vive con las familias disfuncionales y el sector donde residen.

Es por eso que los niños, niñas y adolescentes deben recibir un apoyo por parte del ICBF, vincularlos a actividades, acompañarlos en un proceso de proyectos de vida para que visualicen su vida para un futuro.

 

Puntos identificados

Por otro lado, en Neiva y por parte de la Policía Nacional de Infancia y Adolescencia han identificado tres puntos sensibles de niños, niñas y adolescentes ejerciendo cualquier tipo de actividad económica en las que se ha intervenido y siguen teniendo un acompañamiento: SURABASTOS con jóvenes de 15 a 17 años, El Mercado Campesino de Calixto, niños entre los 10 y 13 años y en la Plaza Cívica,  niños en algunos casos con sus padres, afirmó el SubIntendente Guillermo Bolaños.

Así mismo, de acuerdo al ICBF se registraron 243 casos en el 2019, 69 correspondientes a niños y niñas entre 0 a 5 años, 75 entre 6 y 11 años,  59 casos entre 12 y 14 años y 40 de adolescentes entre 15 y 17 años. Lo anterior permite identificar que durante los dos años (2018 y 2019) la mayoría de los casos registrados corresponden a niños, niñas y adolescentes de 6 a 14 años.

Ruta de denuncia

Si usted o algún familiar conoce sobre casos de trabajo infantil u otras formas de vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes, se dispone de varios canales de comunicación. Entre ellos la Línea 141, el correo electrónico: atencionalciudadanoicbf.gov.co, acercándose a los diferentes Centros Zonales y a través de WhatsApp a la línea 320 239 16 85.

 

También podría interesarte
X